Bolivia exhortó a ONG danesa a concluir sus programas y retirarse del país

El Gobierno del presidente Evo Morales anunció que la Organización No Gubernamental (ONG) danesa de Derechos, Educación y Desarrollo Bolivia (IBIS) tiene plazo hasta el próximo 26 de marzo para cerrar o transferir todos sus programas en la nación andina y abandonar el país.

Las autoridades bolivianas tomaron la decisión de expulsar a la organización por las acusaciones por parte del Gobierno de injerencia política, financiación de acciones para dividir a las organizaciones indígenas y haber plasmado en documentos críticas a la relación de las autoridades con los pueblos nativos.

No obstante, la directora de la ONG Ximena Valdivia, ha expresado que dichas acusaciones no corresponden “con la política de IBIS y su historial de 30 años de trabajo en el país”. Además señaló que “la institución tiene el mínimo derecho de conocer con precisión cuáles son los fundamentos de la decisión de la expulsión de IBIS de Bolivia con objeto de tener la oportunidad de dar una explicación o corregir los errores cometidos”.

El Jefe de Estado boliviano ha reafirmado la decisión de expulsar a IBIS de Bolivia y advirtió que otros grupos que realizan actividades similares podrían salir también del país por inmiscuirse en la política. Destacó que en mayo pasado a la agencia de cooperación internacional de Estados Unidos, USAID fue expulsada por los mismos motivos.

Ya el pasado 20 de diciembre, el ministro de la presidencia de Bolivia Juan Ramón Quintana hizo público el anuncio del Ejecutivo de expulsar de la nación a la ONG por sus vinculaciones con sectores opuestos al Estado.

“Nos hemos cansado de tolerar injerencia política de IBIS en Bolivia, nos hemos cansado de tolerar que promueva el conflicto interno en las propias organizaciones, CIDOB, Conamaq y otras organizaciones indígenas. Han abusado de la hospitalidad del Estado Plurinacional” afirmó el funcionario.

Morales reiteró el anuncio de Quintana y recalcó que “por la dignidad del pueblo boliviano” no permitirá injerencia de las ONG`s en su país, dadas las circunstancias con algunos entes desestabilizadores.

Por su parte, los legisladores andinos también han advertido que Las organizaciones no gubernamentales ambientalistas, están “en la mira”, Argumentan que en ellas se ha identificado actividades “irregulares” como, por ejemplo, buscar apoderarse de territorios indígenas y de tierras fiscales.

Publicidad Google

Comments are closed.