EEUU y Canadá abordan posible ofensiva militar contra Siria

El presidente de EE.UU., Barack Obama y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, durante una conversación telefónica han debatido este martes sobre “posibles respuestas” al ataque químico ocurrido el pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco, atribuido al Gobierno de Bashar al-Asad.

En un comunicado, la Casa Blanca afirma que ambos titulares han expresado “sus serias preocupaciones sobre los informes del uso de armas químicas” por parte del Gobierno sirio “contra civiles cerca de Damasco el pasado miércoles, 21 de agosto”.

La Casa Blanca informa que ambos líderes se han comprometido a mantener contactos permanentes para analizar “posibles respuestas” por parte de la comunidad internacional.

Asimismo, la Casa Blanca revela que Obama y el primer ministro de Reino Unido, David Cameron han vuelto a hablar este martes por teléfono sobre el tema.

De acuerdo con la Casa Blanca en la última semana Obama ha hablado por teléfono con 88 líderes extranjeros para imponer su opinión sobre la eventual respuesta internacional a los ataques químicos en Siria.

El pasado 21 de agosto, los terroristas informaron sobre un ataque químico en los alrededores de la capital siria, Damasco, en el cual al menos 1300 personas perdieron la vida.

Tras el suceso, varios países occidentales, encabezado por Estados Unidos y el Reino Unido, responsabilizaron al Gobierno de Bashar al-Asad de los ataques para poder después tener un pretexto para comenzar una intervención militar contra este país.

Mientras que EE.UU., el Reino Unido, Francia y algunos de sus aliados regionales y occidentales aceleran los preparativos para un ataque contra la nación siria a fin de castigar, a su juicio, al Gobierno de Damasco por haber utilizado supuestamente armas químicas contra sus ciudadanos, la Organización de las Naciones Unudas (ONU) no ha confirmado tal alegato y sigue investigando el caso.

Publicidad Google