Un muerto y ocho heridos en Turquía tras represión del Ejército

Un manifestante murió y otros ocho resultaron heridos este viernes en el sureste de Turquía, luego que el Ejército de ese país tratara de dispersar a unas 300 personas que denunciaban la ampliación de un campamento militar.

La información fue dada a conocer por fuentes de seguridad turcos, quines comunicaron que el personal militar soltó varios disparos al aire con el objetivo de tomar el control de la situación en el lugar.

No obstante, la agencia de prensa kurda Firat News confirmó la muerte de una persona, precisando que el ejército comenzó a disparar en el momento en que los manifestantes quemaban carpas situadas en unas obras y atacaran a las fuerzas del orden público lanzando piedras y cócteles Molotov.

Las fuentes policiales indicaron que hasta ahora se desconoce la circunstancias en que murió la víctima durante la intervención de los soldados.

Estos incidentes se suman a los resultados de una serie de protestas iniciada en el país el pasado 27 de mayo cuando un grupo de jovenes decidieron salir a las calles en protesta contra el autoritarismo y las políticas “erradas” empleadas por el Gobierno, entre las que destaca la intención de destruir un jardín público de Estambul, el parque Gez.

Especialistas aseguran que el gobierno islamista conservador turco se ha visto confrontado a su mayor protesta desde su llegada al poder en 2002.

Según el último balance de la asociación de médicos turcos, estas manifestaciones causaron cuatro muertos, tres manifestantes y un policía, y cerca de 8 mil heridos.

Otro balance revela que hasta la fecha hay al menos 10 fallecidos, entre ellos seis policías, estos últimos decidieron quitarse la vida tras ser obligados a reprimir a los protestantes.

Por su parte, la Organización No Gubernamental de Turquía, Gündem Çocuk’ (Infancia en la agenda), dio a conocer el pasado jueves a través de su página web que unos 294 menores han sido detenidos por la policía de ese país, tras protagonizar las protestas.

El sitio web, señala que 130 detenciones fueron registrado en Adana, 78 en Ankara, la capital turca, 35 en Estambul, 34 en Esmirna, 15 en Mersin y 2 en Kayseri. Además, esta ONG turca apunta en su informe que muchos otros, entre ellos niños de corta edad, han resultado heridos o afectados por los gases lacrimógenos.

Publicidad Google

Comments are closed.