La niña que aparece en obra sería testigo protegido

Defensoría del Pueblo solicitó evitar la difusión de imágenes con el rostro de la menor de edad. La jueza Hilda Garcés aceptó la petición

El miércoles de noche, en pleno acto de presentación del libro “Una tragedia ocultada”, de Miguel Ángel Cabodevilla y Milagros Aguirre, llegó un fallo judicial que prohibía su difusión y venta.

La obra, que aborda una supuesta matanza de indígenas amazónicos, tiene en sus páginas interiores imágenes de una de las niñas que habría sobrevivido a la masacre, según la Defensoría del Pueblo. La menor de edad forma parte del sistema de testigos protegidos.

La misma fotografía, que tiene una distorsión a nivel de los ojos, aparece en la invitación a la presentación. Eso ocasionó la preocupación de la Defensoría del Pueblo, que solicitó las medidas cautelares para evitar una posible violación de derechos.

La causa recayó ante la jueza Hilda Garcés Dávila, quien acogió el planteamiento de la Defensoría del Pueblo.

La decisión judicial ocasionó reclamos de varios sectores, incluido el propio Gobierno. En un comunicado, el Ejecutivo reclama por lo que considera censura previa.

Por su parte, Aguirre indicó que se trata de un malentendido la decisión de la jueza, “porque si bien en la invitación a la presentación del libro, aparece el rostro difuminado de una niña indígena, no es la misma imagen la que aparece en la portada”.

En otro comunicado, la Defensoría del Pueblo rechazó “la manipulación política que se ha pretendido hacer sobre esta actuación, por actores que han manifestado públicamente y de manera irresponsable la existencia de una supuesta censura previa o intervención del Gobierno Nacional para impedir la difusión de la obra”. Aclaró que está prohibido publicar imágenes de testigos protegidos.

Publicidad Google