Unicef advierte precaria situación de niñez indígena y afrodescendiente en Honduras

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Honduras, reveló este miércoles que la situación de los niños indígenas y afrodescendientes de ese país es más precaria que la que sufren otros grupos sociales.

Así lo indicó el primer estudio Niñez Indígena y Afrohondureña presentado este miércoles en la Casa Presidencial en Tegucigalpa (capital) por el representante de la Unicef en la nación centroamericana, Cristian Munduate en presencia del ministro hondureño de las Etnias y Pueblos Afrodescendientes Luis Green.

El estudio señala que en este grupo étnico de niños se han incrementado enfermedades como las respiratorias y diarreicas por fallas en la atención integral sanitaria de su población.

Los menores indígenas y afrodescendientes hondureños también registran altas tasas de mortalidad y desnutrición crónica.

Al respecto, otro de los portavoces de la Unicef en Honduras, Héctor Espinal expresó que “estos grupos minoritarios tienen además un déficit educativo por la falta de acceso a centros de formación básica y media de calidad”.

El informe detalla que en el año 2000 la tasa de mortalidad de infantes indígenas menores de un año (43,5 muertes por cada mil niños nacidos vivos) era superior a la media nacional, de 35,1 por cada mil.

Asimismo, el reporte señaló que la mortalidad de menores de cinco años es de 62,9 por cada mil entre los indígenas, en contraste con la media nacional que es de 49,7 por cada mil.

Entre las principales causas de muerte se encuentran la neumonía, el parasitismo y la desnutrición.

En lo que respecta a la educación básica, el 92,3 por ciento de la infancia de seis a doce años asiste a la escuela, pero existe un alto ausentismo del 33,1 por ciento debido a enfermedades y a huelgas de maestros, subraya el estudio levantado en los nueve grupos étnicos del país.

El informe también destacó que el apoyo del Estado para la educación secundaria, la atención sanitaria y la alimentación, presenta debilidades para cubrir permanente las necesidades de estos grupos étnicos que se encuentran entre los más pobres de Honduras.

Publicidad Google

Comments are closed.