300 menores detenidos por policía en protestas en Turcas

Al menos 294 menores detenidos por la Policía de Turquía, es el saldo de cuatro semanas de violencia desencadenada por protestar contra la destrucción de un parque en Estambul, revela un estudio realizado por una Organización No Gubernamental (ONG) turca.

Un informe publicado por esta entidad llamada ‘Gündem Çocuk’ (Infancia en la agenda), en su página Web, señala que 130 detenciones se han registrado en Adana, 78 en Ankara, la capital turca, 35 en Estambul, 34 en Esmirna, 15 en Mersin y 2 en Kayseri.

Además, esta ONG turca apunta en su informe que muchos otros, entre ellos niños de corta edad, han resultado heridos o afectados por los gases lacrimógenos.

En Estambul, un joven de 17 años de edad sufrió una herida de bala en la cabeza mientras que un niño de 14 recibió un impacto de un bote de gas en la cabeza y quedó gravemente herido, añade el informe.

Las imágenes que acompañan este informe impresionante muestran cómo los menores, incluso los bebés, están expuestos a los gases lacrimógenos, agua a presión y bombas de sonido, mientras que varios sufren golpes de porra empleada por los policías, a los que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, llama “héroes legendarios”.

El 3 de junio, las fuerzas antidisturbios cargaron con cañones de agua y gas pimienta contra una manifestación de estudiantes de secundaria en Ankara.

En el mismo contexto, un profesor de Psiquiatría en la capital, Selcuk Candansayar, ha advertido de las graves consecuencias de experimentar personalmente este tipo de violencia física y psicológica o ser testigos de ella.

“Los niños o menores de 18 años suelen considerar tanto a sus profesores y padres como a los bomberos y policías como personas que garantizan su seguridad. Si esta percepción se cambia, empiezan a tener miedo y pueden desarrollar un comportamiento agresivo”, ha aseverado Candansayar.

A la cuestión del parque Gezi en la plaza de Taksim en Estambul y estar en contra de las políticas del mandatario turco, se ha sumado la liberación de Ahmet S., policía que asesinó a un manifestante en la capital, lo que ha intensificado tanto las protestas como la represión policial.

Publicidad Google

Comments are closed.