Perú: Derogada la Ley Pulpín y el año de la corrupción

Narcoindultos, Petroaudios, hallazgo de droga en empresa fujimorista, Orellana, Centralita, Belaunde Losio… año de la corrupción

Fracasó el nuevo régimen laboral juvenil, hecho para explotarlos durante años en beneficio del capitalismo extranjero y oligarquías nacionales.

Multitidinarias protestas de miles de jóvenes en las calles de Lima y el Perú por quinta vez concientizaron a la mayoría del pueblo peruano que se pronunció en contra de la ley esclavista, a pesar de que las fuerzas del orden comportándose en auténticos verdugos reprimieron violentamente a los jóvenes y el uso de la libertad de expresión, finalmente el congreso populista y electorero derogó en hora buena dicha ley. 

En su campaña electoral Humala aseguró que protegería los derechos de los trabajadores, no obstante solo pretende despojarnos a todos y no solamente a los jóvenes de nuestros derechos laborales y remuneraciones para el beneficio de los grandes empresarios en su mayoría corporaciones extranjeras, que dicen precisar de mano de obra barata. Humala es duro con el pueblo de Conga, Islay, los mineros nacionales y con nuestra juventud pero se muestra blando y débil con casos de corrupción que ahora libera y excluye responsables como el caso de los Petroaudios, ¿negociación o ineptitud?

¿La corrupción es causa o efecto de la política económica de este y anteriores gobiernos todos iguales? Los ideólogos y defensores del sistema neoliberal colonialista presentan la corrupción como la causa de todos los males que sufre nuestro Perú. Cuando esta apreciación no es cierta porque esconde el verdadero problema que es el remate y venta del país al capital transnacional, el saqueo, la explotación y sobre todo el origen mismo de la corrupción de nuestros gobiernos y autoridades. ¿Quienes cree usted que pone la plata para comprar presidentes, congresistas y gobernadores? Los políticos se venden y los empresarios ponen la plata, se roban los bienes públicos convertidos en chacras privadas para su beneficio, empobreciendo al pueblo peruano. Fácil es para los gobernantes vender las empresas que costó a todos los peruanos construirlas con el objetivo de dar bienestar para todos.

Ernesto Bustos (con extractos del Diario Calderón PVRU), 27.01.2014

Publicidad Google