Ministerio Público peruano investigará matanza de delfines en sus costas

La Fiscalía de Perú investigará la denuncia hecha por una organización ambiental sobre la matanza indiscriminada de unos 15 mil delfines al año en las costas del país, para utilizarlos como carnada para cazar tiburones.

La organización Mundo Azul aseguró que alrededor de 15 mil delfines son sacrificados al año por pescadores que usan la sangre y grasa de los cetáceos para usarlos como cebo o carnada.

“Hay entre cinco mil y 15 mil (delfines que mueren para ser carnada). A ellos tendría que sumarse unos mil o dos mil delfines que se usan para el consumo ilegal de carne (…)”, reveló el director de Mundo Azul, Stefan Austermühle.

La primera fase de la investigación se abrió en el puerto limeño del Callao (centro-este de Perú), y al norte de Chimbote y Piata, “a fin de determinar responsabilidades de la denuncia pública referida a la caza y matanza de delfines en el mar peruano”, informó la Fiscalía en un comunicado

El fiscal provincial de Prevención del Delito, Alfredo Rojas Bedregal, declaró que la investigación preliminar condenará a los responsables de “matar a esta especie protegida por la ley peruana”.

El viceministro de Pesquería , Paul Phumpiu, justificó la labor de los pescadores, alegando que “no se puede acusar de malas prácticas a todos los pescadores artesanales”, y anuncio que creará cerco de protección para los delfines.

La organización ambiental denunció hace unos meses la crueldad de un grupo de pescadores captados en un vídeo, cazando delfines, por lo que el ministro Phumpiu exigió que le facilitarán “la información sobre esta matrícula y estos pescadores, porque esta es una actividad ilegal que debe ser penalizada”.

Estas iniciativas ecologistas no solo han sido practicadas en las costas de Lima, sino en otros países de Latinoamérica como Uruguay donde el parlamento aprobó legislación en septiembre, que crea un santuario de ballenas y delfines para la continuidad y vida de más 26 especies.

Publicidad Google

Comments are closed.