Cesan manifestaciones en Brasil tras llamado a la paz de Dilma Rousseff

Brasil amaneció este sábado en calma, a horas de que la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, emitiera un mensaje en cadena nacional llamando a la paz y reiterando que los ciudadanos tienen derecho a manifestar y proveer ideas para el progreso de la nación, pero sin violencia.

Así lo informó este sábado la enviada especial de teleSUR a Brasilia, Madeleín García, quien señaló que el viernes no hubo manifestaciones, y que para este sábado estaba convocada una protesta pero esta fue suspendida ya que se llevará a cabo un importante juego de fútbol de la Copa de Confederaciones donde se enfrentarán Brasil e Italia.

“Brasilia amanece en calma, no se esperan manifestaciones (…) El mensaje de ayer de Rousseff llamando a la paz llegó con buenos ojos”, reseñó García.

Por su parte, Vladimir Carrillo, enviado especial de teleSUR en Río de Janeiro (sureste de Brasil) informó que tras las más recientes manifestaciones de protesta ocurridas en esa ciudad, el ambiente en la calle es de calma.

Carrillo indicó que el pasado jueves en la conocida Plaza Cinelandia se realizó una manifestación de más de un millón de personas.

Asimismo, expresó que a raíz de las reivindicaciones exigidas por la ciudadanía, la presidenta de Brasil Dilma Rousssef, explicó que los recursos de la renta petrolera se invertirán directamente en la solución de las demandas de los sectores sociales brasileños.

El reportero de teleSUR señaló que la gente se moviliza con normalidad entre las marchas y la realización de la Copa Confederaciones de Fútbol. Para el próximo lunes está pautada otra concentración y se espera que la gente manifieste en la final de la copa Confederaciones.

En el gigante del sur habrá elecciones el próximo año y el Partido de los Trabajadores (PT) sigue teniendo aceptación. Sobre esto, García comentó que aunque “es cierto que hay problemas de salud también ha habido inversión social en los últimos 10 años con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y ahora con Dilma (Russeff)”.

Durante este período de gobierno unas 30 millones de personas fueron sacadas de la pobreza extrema y otras 20 millones conocieron la electricidad.

Publicidad Google

Comments are closed.