Cuba destina 54% de su presupuesto 2014 a servicios sociales

El Parlamento cubano aprobó este sábado la ley de presupuesto para 2014, que destina a los servicios sociales el 54 por ciento de los recursos, en particular para la educación y salud pública.

Fueron aprobados, asimismo, 31 mil 836 millones de pesos cubanos (similar en dólares) para gastos corrientes de la actividad presupuestada.

En su clasificación por sectores de la economía, el 54 por ciento corresponde a los servicios sociales, donde la Educación y la Salud Pública participan del 27 y 22 por ciento, respectivamente.

Con estos recursos se garantiza, en la Educación, la continuidad de estudios de un millón 763 mil 500 estudiantes en la enseñanza preescolar, primaria y media, y 229 mil 800 estudiantes en la educación superior, de los cuales 51 mil 500 pertenecen a las Ciencias Pedagógicas y 76 mil 700 a las Ciencias Médicas.

La asistencia social recibirá 341 millones de pesos, de los cuales el 58 por ciento estará destinado a las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos y la atención a su estado constructivo.

El financiamiento de la canasta familiar a precios subsidiados dispondrá de dos mil 437 millones de pesos, lo que representa 314 millones de pesos por encima del estimado de cierre del presente año.

Por su parte, la ministra de Finanzas y Precios, Alina Pedraza, señaló que se prevé que el déficit fiscal con que operará el presupuesto será de mil 899 millones de pesos. Por esta razón se demanda ahorro en el gasto público y optimización de las empresas.

Pedraza reconoció además que el crecimiento del déficit supera el del Producto Interno Bruto, provocando un desequilibrio económico que se espera solucionar para el 2015.

El comportamiento estimado del presupuesto del Estado y del Producto Interno Bruto (PIB) indican que la oferta monetaria superará en 500 millones de pesos a la demanda y la liquidez total crecerá entre el cinco y seis por ciento.

En el segundo período ordinario de su VIII Legislatura, la Asamblea Nacional del Poder Popular también dio el visto bueno al plan de la economía y el dictamen respecto a su Comisión Económica.

Nuevo código de trabajo

La víspera y con la participación del mandatario, Raúl Castro, la Asamblea Nacional aprobó un nuevo Código del Trabajo cuyo anteproyecto fue sometido a consulta popular con los trabajadores desde mediados de este año.

De igual forma se discutió la creación de una comisión para trabajar en la redacción final de la normativa, que incluirá las modificaciones sugeridas por los diputados.

Ese mismo día el vicepresidente Marino Murillo informó al parlamento sobre la marcha de la actualización del modelo económico cubano y la implementación de las políticas aprobadas en el último congreso del Partido Comunista de Cuba.

La Asamblea Nacional de Cuba, se reúne dos veces al año, en julio y en diciembre, y entre sus sesiones el Consejo de Estado, presidido por Raúl Castro, ejecuta los acuerdos alcanzados.

Publicidad Google

Comments are closed.