Detectan tóxicos altamente peligrosos en muebles infantiles

Tras realizar un análisis, con otras 14 instituciones, a decenas de muebles infantiles vendidos en Estados Unidos (EE.UU.), una organización sin fines de lucro denominada Centro para la Salud Ambiental determinó que contenían un retardante de llamas químico, una sustancia que puede producir infertilidad, enfermedad de tiroides, problemas de desarrollo neurológico, cáncer y otras dolencias.

Los muebles que pasaron por el estudio provenían de los principales minoristas de Norteamérica, como Babies ‘R’ Us, Toys ‘R’ Us, Walmart, Kmart, Target, buybuy Baby, entre otras.

“Muchos de los artículos tienen llamativos dibujos de los principales personajes infantiles de Disney, Marvel Comics, Sesame Street y Nickelodeon”, señaló el informe del organismo.

El experto que realizó la evaluación provenía de la Universidad de Duke, en EE.UU., y determinó que 38 de las 42 muestras contenían al menos uno de los cuatro tipos de retardantes de llama y más de la mitad contenían una mezcla de cinco sustancias químicas conocida en el mercado como Firemaster 550.

Todos los retardantes demostraron poder afectar a las células humanas. Uno de ellos es un carcinógeno, mientras que otros pueden causar perturbaciones hormonales que aumentan la tendencia a la obesidad y reducen la fertilidad.

“La mayoría de los padres nunca sospecharían que sus hijos podrían estar expuestos a productos químicos retardantes de llama tóxicos cuando se sientan en un sofá de Mickey Mouse, pero nuestro informe demuestra que estos muebles de espuma infantiles pueden representar riesgos ocultos para la salud”, comentó Jeff Gearhart, del Centro de Ecología de Michigan, en un comunicado.

El informe apunta a una ley de 1975 de California que originó la proliferación de productos químicos retardantes de llama en el EE.UU. y en el extranjero. Se espera que el 1 de enero de 2014 California implemente una nueva ley que debe garantizar que en un futuro próximo los artículos de consumo sean más seguros. Aunque se cree que la mayoría de los fabricantes se ceñirán a la nueva normativa, la ley no obligará a sustituir los artículos que se vendan en otros estados.

Publicidad Google