Ejército sirio avanza sobre grupos extremistas islámicos

El Ejército Árabe Sirio avanzó este fin de semana sobre los grupos extremistas islámicos en la localidad de Al Muadamiya, en Damasco Campo, y destruyó sus pertrechos bélicos usados contra la población civil para desestabilizar al Gobierno de Bashar Al Assad.

Fuentes militares informaron que un destacamento del Ejército destruyó un vehículo que transportaba terroristas y le confiscó fusiles automáticos y un lanzacohetes ligero del tipo RPG.

Asimismo, indicaron que a bordo del automóvil se hallaron sofisticados equipos de telecomunicaciones.

Los militares también lograron tomar el control de una zona adyacente a la fábrica de Asia y varias fincas circundantes, avanzando de la parte oeste de Al Muadamiya hacia el este hasta una profundida de un kilómetro.

En la región de Ghouta Oriental, las Fuerzas Armadas batieron agrupaciones enemigas en el eje del poblado de Qasimieh, así como en el poblado de Huyiera, donde se les destruyó un refugio.

Los uniformados también realizaron operaciones similares en otras zonas de Damasco Campo, donde irregulares suelen lanzar proyectiles contra zonas residenciales.

En la provincia de Idleb (oeste), unidades del Ejército arrasaron centros de concentración de terroristas en los poblados de Yanudieh, Alieh, Haluz, Qaminas, Saryeh, Sarmin, Shwieha y Merian.

En Alepo (noroeste), los uniformados eliminaron a bandas de irregulares en Al Sfeira, Al Maasraniya, y al norte de Al Nairab, así como destruyeron plataformas para el lanzamiento de misiles, cañones y refugios en Tal Dana, Yidaida, Rasem Al Abud y Küeres.

En Siria hay actualmente unos 100 mil armados de unas 80 naciones, según analistas internacionales.

Estos armados se encuentran agrupados en unas mil organizaciones en dependencia de sus orientaciones religiosas, intereses territoriales o de sus fuentes de financiamiento externo.

Recientemente, la llamada Corriente Salafista en Jordania divulgó que tiene a unos mil jordanos combatiendo dentro del territorio sirio.

Esa agrupación sostuvo públicamente que sus miembros pertenecen a varios grupos afiliados a la red Al Qaeda, como el Frente Al Nusra, el Estado Islámico de Irak y el Levante, y Los Libres del Levante.

Siria está en el ojo de Estados Unidos, Francia y Reino Unido, quienes han hecho esfuerzos para armar a mercenarios con el objetivo de derrocar al Gobierno de Bashar Al Assad.

La nación árabe ha sido escenario de un conflicto interno que estalló en marzo de 2011 y que hasta el momento ha dejado como saldo más de 100 mil muertos, según cifras oficiales de las Naciones Unidas (ONU).

Publicidad Google

Comments are closed.