Colombia se apresta para firmar acuerdo con la OTAN

El Gobierno de Colombia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) podrían suscribir el próximo martes un acuerdo de cooperación en materia de defensa, según reseña este viernes la prensa colombiana.

De acuerdo al diario bogotano El Tiempo, el documento -que en principio se denominará “Acuerdo de cooperación y defensa”- será rubricado por el ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y, posiblemente, tendrá un segundo capítulo en los próximos meses.

El pacto, que deberá ser ratificado por el Congreso y pasará por el filtro de la Corte Constitucional, se sellará en Bruselas (Bélgica), sede de la Alianza del Atlántico, donde se espera arribe Pinzón en los próximos días.

Luego de que la Fuerza Aérea Colombiana realizara ejercicios de entrenamiento en mayo de este año con aviones de la OTAN en Canadá, este es el primer convenio oficial con la alianza, que en este momento tiene frentes de batalla abiertos en Afganistán e Irak.

Pese a que la adhesión por parte del país suramericano a la OTAN es inviable debido a que “no cumple los criterios geográficos”, el Gobierno de Colombia insiste en convertirse en un “socio en materia de cooperación” de la alianza.

La víspera, el titular de la cartera de Defensa sostuvo que el acercamiento de Colombia con la OTAN se sustenta sólo “en un acuerdo de cooperación en temas de seguridad, porque Colombia está en la posibilidad de exponer experiencias en estos temas”.

“Estamos interesados en recibir experiencias de otros países ya que queremos alcanzar otros estándares de seguridad en la lucha contra amenazas transnacionales”, agregó.

Por su parte, Estados Unidos expresó su apoyo al anuncio del mandatario colombiano, de que Colombia inicie un “acercamiento” a la OTAN con miras a un posible ingreso en esa organización defensiva, y lo consideró un reflejo de la “capacidad” de las Fuerzas Armadas colombianas.

Al respecto, Pinzón comentó que los militares colombianos “son invitados al exterior a dictar cursos, a contar sus experiencias y también militares de otros países llegan a entrenarse; es una actividad que ha venido ocurriendo desde hace tiempo”.

El Ejército de Colombia, sin embargo, tiene un largo historial de denuncias por violaciones de Derechos Humanos y los llamados falsos positivos, como se conoce al asesinato de civiles inocentes por parte de efectivos militares para presentarlos como guerrilleros fallecidos en combate y ganar privilegios.

El pasado 24 de mayo, el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep) de Bogotá denunció que durante 2012 se registraron 20 incidentes de ese tipo, así como también aparecieron 52 víctimas.

Mientras tanto, gobiernos de América Latina, como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, rechazan la determinación de Colombia por considerar que viola los tratados de paz suscritos por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) e implica un peligro de intervención militar para las naciones de América Latina y el Caribe.

Publicidad Google