Crisis sistemática en EE.UU.

Dos días después de que el Congreso acordara elevar el techo de la deuda de Estados Unidos para alejar al país del colapso, el presidente Barack Obama ha pedido a este ente que trabaje para evitar caer en una crisis sistemática.

Obama, en su programa radial semanal, ha advertido este sábado de que las crisis fabricadas en las últimas semanas han perjudicado gravemente el empleo y la economía en momentos en que el país necesita el “mayor crecimiento económico”.

Tras decir comprender la ira de los estadounidenses ante la última crisis, el mandatario de EE.UU. insiste en la importancia de que los demócratas y la oposición republicana cooperen para promover el crecimiento económico.

Entre las áreas de cooperación, la máxima autoridad Ejecutiva del Estados Unidos ha destacado la cooperación en el nuevo presupuesto y una reforma migratoria que formalice la situación de 11 millones de indocumentados que podrían pagar impuestos.

Varios economistas coinciden en que las divergencias entre la Administración de Obama y el Congreso, que duraron 16 días, le han costado muy caras a Estados Unidos, unos 24 mil millones de dólares.

Desde el 1 de octubre, las agencias federales se encontraban paralizadas, después de que el Congreso rechazara la solicitud del Gobierno para aumentar el techo de deuda en el presupuesto del nuevo año fiscal.

Sin embargo, la Administración federal logró volver a abrir tras el acuerdo alcanzado en el Congreso para financiar las operaciones de los sectores públicos hasta el próximo 15 de enero.

Publicidad Google

Comments are closed.