Chevron es calificado de genocida por contaminación en Ecuador

El integrante de Defensa del Amazonas, Donald Moncayo, manifestó este jueves que la empresa estadounidense Chevron dejó un genocidio en Ecuador tras contaminar por casi 30 años la Amazonía ecuatoriana.

“Queremos que se vea en el mundo la contaminación de la empresa Chevron, que dejó un genocidio en territorio ecuatoriano”, declaró Moncayo a teleSUR.

La petrolera estadounidense “tenía tanto control en Ecuador que controlaba al Ejecutivo, al Legislativo, a las Fuerzas Armadas y todo el tiempo estaba Ecuador a disposición de ellos”, denunció.

Según el vocero de Defensa del Amazonas, “nosotros no teníamos ni voz ni voto para reclamar nuestros derechos y la empresa siempre se basó en eso, en su control”.

En 2005, Chevron “vino a maquillar y a inyectar 40 millones de dólares para tapar las piscinas (de petróleo) que ellos construyeron, trataron de remediar su daño, pero fue un insulto”, subrayó Moncayo.

“Para sanear una zona inviertes 40 millones de dólares y para defenderte judicialmente inviertes más de dos mil millones de dólares”, enfatizó el integrante de Defensa del Amazonas.

En 2012, Chevron fue condenada a pagar 19 mil millones de dólares, pero el fallo todavía debe ser ratificado por el máximo tribunal ecuatoriano.

Texaco operó en Ecuador entre 1964 y 1990, y fue adquirida en 2001 por Chevron, que ha argumentado que “no contaminó” y que el “responsable” fue la estatal ecuatoriana Petroecuador.

Ante este hecho, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, visitó el pasado martes la región de Sucumbíos (norte) para observar las piscinas de desechos desde las cuales todavía emana crudo y para mostrarle al mundo “la mano sucia de Chevron”.

Correa enfatizó que defenderá a su pueblo de “las relaciones tan injustas donde todo está en función del capital”.

Publicidad Google

Comments are closed.