IHH envía a 769 salafistas albaneses a Siria

La Fundación turca de Ayuda Humanitaria (IHH) ha reclutado a cientos de salafistas albaneses y tras entrenamientos militares en Turquía, los ha enviado a Siria para participar en la lucha armada contra el Gobierno de Damasco, ha informado este lunes la agencia iraní de noticias Fars.

De acuerdo con Fars, la IHH, que opera bajo la cobertura de las actividades de ayuda y caridad en plena coordinación con el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, y los grupos extremistas wahabíes de Arabia Saudí, hasta el momento ha reclutado y trasladado unos 769 salafistas albaneses a Siria a fin de unirse al llamado Ejército Libre Sirio (ELS).

Las personas reclutadas por el IHH se han trasladado a Turquía a través de Tirana, la capital de Albania, y se han sometido a entrenamientos militares por oficiales jubilados de Estados Unidos apostados en la base militar de Reyhanli, en la provincia de Hatay, sur de Turquía, ha informado Fars.

Según la misma fuente, el último de estos grupos reclutados, compuesto por 90 ciudadanos albaneses, fue trasladado el 30 de junio desde Tirana a Estambul en el vuelo nº 1078 de ‘Turkish Airlines’, la aerolínea nacional de Turquía.

A pesar de los esfuerzos de IHH para reclutar personas para el ELS, alrededor de 450 albaneses salafistas han abandonado este frente a las pocas semanas de la guerra y se han unido a los grupos vinculados a Al-Qaeda, especialmente el Frente Al-Nusra.

La IHH es una de las entidades turcas que desde el inicio de la crisis en Siria, ha desempeñado un papel muy activo en el envío de mercenarios a Siria a través de Turquía.

Ankara apoya abiertamente a los grupos armados que luchan contra el Gobierno de Damasco y pide explícitamente la renuncia del presidente de Siria, Bashar al-Asad.

Desde hace más de dos años, Siria ha sido escenario de disturbios perpetrados por terroristas, financiados y dirigidos desde algunos países occidentales y varios regionales, como Arabia Saudí, Catar y Turquía, para derrocar el Gobierno de Al-Asad.

Publicidad Google

Comments are closed.