Nuevas protestas en Francia por expulsión del país de dos alumnos de secundaria indocumentados

Miles de personas manifestaron nuevamente, este viernes en varias ciudades de Francia para reclamar el regreso al país de dos alumnos de secundaria indocumentados expulsados recientemente, según indicaron fuentes policiales y sindicatos estudiantiles.

La detención de Leonarda Dibrani, una adolescente de 15 años, el pasado 9 de octubre, quien tuvo que bajar de un autobús escolar para ser arrestada, ha destruido la unidad en las filas del Partido Socialista del presidente François Hollande, llevando al ministro del Interior Manuel Valls, a retornar a París antes de lo previsto de un viaje a las Antillas francesas, según dijo a la prensa en la isla de Guadalupe (Antillas).

En París, entre cuatro mil, según la policía, y 12 mil personas, según la Unión Nacional de estudiantes de secundaria (UNL), manifestaron desde la plaza de la Bastilla para que Leonarda Dibrani, expulsada a Kosovo, y Khashik Kashatryan, un joven de 19 años expulsado hace una semana a Armenia, retornen a Francia.

La UNL agregó que 10 mil personas, manifestaron en otras ciudades del país, como Marsella (sur), Grenoble (centro-este), Angers (oeste), La Rochelle (oeste) o Aviñón (sur).

Los alumnos de secundaria han bloqueado unos 45 centros educativos en París y sus suburbios, sin causar mayores incidentes, según informó la policía.

Las conclusiones de una investigación administrativa sobre la expulsión de Leonarda se entregarán este viernes, y el Gobierno prevé tomar posición al respecto este fin de semana.

No obstante, la pareja del presidente francés François Hollande, Valerie Trierweiler, estimó que “no se cruzan ciertas fronteras” y que “una de ellas es la puerta de la escuela”.

La primera dama francesa, Valérie Trierweiler, salió este viernes en defensa de la alumna gitana expulsada la semana pasada tras haber sido detenida durante una excursión escolar, alegando que hay ciertas fronteras que no se deben cruzar.

“La escuela es un lugar de integración, no de exclusión”, dijo a la prensa desde Angers, en el oeste de Francia, asegurando que “la puerta de la escuela es una de esas fronteras que deberían ser respetadas”.

Los resultados de la investigación sobre la detención de la alumna está previsto que sean entregados al Gobierno esta viernes, y el Ejecutivo se pronunciará al respecto este fin de semana, bien a través del primer ministro, Jean-Marc Ayrault, o del ministro del Interior, Manuel Valls.

Publicidad Google

Comments are closed.