Mueren 4 soldados estadounidenses en Afganistán

Al menos 4 soldados estadounidenses perdieron la vida el martes como consecuencia de un ataque con cohetes contra la base aérea estadounidense de Bagram, en las afueras de Kabul, la Capital de Afganistán, anunció un miembro de la secretaría de Defensa de EE.UU. bajo la condición de anonimato. Los atacantes utilizaron fuego indirecto de morteros y cohetes, añadió.

Hasta el momento, las autoridades norteamericanas no han brindado más detalles sobre el atentado contra la base de Bagram, epicentro de conexión de la Fuerza Aérea de EE.UU en Afganistán.

Desde el inicio de este año, 87 soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), entre ellos 64 estadounidenses, han muerto en el país centroasiático, según los datos publicados en la página Web “icasualties.org”.

La reciente ofensiva se produjo en la misma jornada que EE.UU. anunció la apertura de la oficina representativa oficial del grupo Taliban en Doha, la capital de Catar, donde los insurgentes mantendrán en los próximos días negociaciones directas de paz con el Gobierno de Afganistán y representantes de Washington.

Horas antes, el presidente afgano, Hamid Karzai, asumió oficialmente la responsabilidad de la seguridad del país que estaba en manos de la OTAN desde 2001.

Después de la invasión de Afganistán por Estados Unidos y sus aliados en el año 2001, en la llamada guerra contra el terrorismo, los taliban fueron expulsados del poder, pero el país asiático sigue siendo una trampa mortal, especialmente para los civiles.

Publicidad Google