FARC proponen Constituyente como tratado de paz para Colombia

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) manifestaron este martes que consideran necesario que el segundo punto de debate en los diálogos con el Gobierno de Juan Manuel Santos no se limite exclusivamente a la participación de la guerrilla en la política sino a la “construcción” de la democracia, por lo que insistieron en reclamar una Asamblea Constituyente como tratado de paz en el país.

“La almendra de la participación política está en la construcción de la democracia y de la transformación estructural del Estado”, indicó la agrupación a través de un comunicado leído en La Habana por el jefe de la delegación, Iván Márquez.

Los equipos negociadores del Gobierno y las FARC retomaron este martes las sesiones conjuntas en la mesa de negociación instalada en Cuba, tras estar una semana trabajando por separado en las propuestas sobre la participación política, el segundo punto de la agenda del proceso que intenta poner fin a más de 50 años de conflicto armado.

Tras llegar a finales de mayo a un acuerdo sobre la cuestión agraria, las partes iniciaron el pasado 11 de junio el décimo ciclo de los diálogos de paz, una ronda que concluirá el próximo sábado.

A su llegada al Palacio de Convenciones de La Habana, sede permanente de las negociaciones, las FARC reiteraron su reclamo de convocar en Colombia una Asamblea Constituyente.”¿Por qué tenerle miedo a la opinión del pueblo, a la verdadera democracia? El ejercicio del Poder Constituyente es sin duda, genuina expresión de la afirmación de que la soberanía reside exclusivamente en el pueblo”, sostuvo la misiva.

“No estamos hablando de una Constituyente para después de la dejación de las armas, sino de una Constituyente como tratado de paz y nuevo contrato social. La Constituyente es más que un escenario de refrendación (de un eventual acuerdo de paz); es el espacio que define la paz”, destacó la insurgencia.

En su declaración, las FARC cuestionaron además el sistema judicial colombiano, afectado a su juicio por la corrupción y la politiquería e invitaron a la sociedad colombiana y a las facultades de derecho de las universidades del país a que se pronuncien sobre una reforma de la justicia.

La petición de una Asamblea Constituyente en Colombia se ha convertido en una de las principales demandas de la guerrilla en las conversaciones oficiales que intentan la paz en el país suramericano.

De hecho, las FARC inauguraron el actual ciclo de la negociación pidiendo un aplazamiento de las elecciones previstas en Colombia para 2014 para organizar un proceso constituyente, propuesta que es rechazada rotundamente por el Gobierno de Santos.

Como es habitual, los negociadores del Ejecutivo colombiano, liderados por el exvicepresidente Humberto de la Calle, no hicieron declaraciones a los medios a su llegada al Palacio de Convenciones de la capital cubana.

Publicidad Google