Gobierno griego afirma que cierre de la TV pública era un “compromiso”

El primer ministro griego, Antonis Samaras, continúa justificando la ejecución de una ola de despidos en el sector público de su país alegando que estos son para cumplir “compromisos” económicos con los acreedores de su deuda (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).

En declaraciones realizadas desde Atenas (capital), el gobernante trató de defenderse de las protestas generadas por los despidos masivos y dijo este domingo que “la supresión de dos mil puestos de trabajo en el sector público, de aquí a finales de junio, fue firmada por los líderes de los tres partidos de la coalición de gobierno”.

El gobernante, cuyas decisiones son rechazadas por gran parte de la población de su país, insistió en quie Grecia se “comprometió” a reducir el gasto público y a despedir a miles de funcionarios para fines de 2014, de los cuales dos mil eran para fines de junio de 2013.

Esta semana el Gobierno griego anunció el despido de unos dos mil 700 empleados de la cadena pública ERT, enmarcándose en los “compromisos” del Estado por continuar las reformas y reducir el sector público.

Grecia, el país más golpeado por la crisis económica en Europa, reduce el gasto público a través de la destitución de miles de funcionarios antes del 2014, dinámica que ha suscitado el rechazo y las protestas de miles de ciudadanos.

En este marco, los dos mayores sindicatos de Grecia organizaron hace pocos días una huelga de 24 horas en protesta contra el cierre de la televisión pública, hecho que catalogaron como una medida supuestamente “golpista”.

El 65 por ciento de los griegos reprueba el cierre de la cadena pública ERT, decretado por el Gobierno heleno hace cinco días, lo que ha provocado fuertes divisiones en el seno de la coalición de partidos que gobierna Grecia.

Publicidad Google

Comments are closed.