China crea oficina contra ciberataques

El Ministerio del Interior de China ha abierto una oficina especial para la seguridad cibernética, según anunció la portavoz de la cancillería, Hua Chunying, citada por la agencia Xinhua.

Chunying añadió que el gigante asiático ha sido la mayor víctima de ciberataques, pese a que Pekín se opone a cualquier forma de ataques informáticos. A partir de su creación, la nueva entidad tratará los asuntos diplomáticos que atañen a la seguridad cibernética.

El anuncio se hace días después de que el ex colaborador de la CIA Edward Snowden revelara que EE.UU. “lleva años espiando a China y Hong Kong”. Ahora la nueva entidad tratará los asuntos diplomáticos que atañen a la seguridad cibernética.

El escándalo del espionaje de Washington podría acelerar la sustitución de los elementos extranjeros de la infraestructura informática en China por los de producción propia. El problema es que los chips extranjeros permiten que algún posible adversario económico o político acceda al sistema sin ser descubierto, explica Xu Ke, profesor del Instituto de Redes Computarizadas de la Universidad de Tsinghua.

Sin embargo, el Gobierno de China ha estado muy abierto a los productos extranjeros en lugar de prohibir su uso en sus sistemas informáticos, a diferencia de EE.UU. que evita el uso de elementos de empresas chinas, como Huawei y ZTE, explica el ingeniero de la compañía informática Rising Tang Wei al periódico ‘South China Morning Report’.

Publicidad Google

Comments are closed.