El futuro económico de EEUU sigue sin dilucidarse

A dos días de que EE. UU. entre en riesgo de caer en una suspensión de pagos, se frustran los esfuerzos para poner fin al cierre del gobierno y sigue pendiente la polémica de elevar el techo de la deuda de un Estado que representa la economía más grande del mundo.

La Casa Blanca ha rechazado una nueva propuesta de los republicanos de la Cámara para evitar un impago de la deuda a menos dos días de que termine el plazo límite de la misma.

“El presidente (Barack Obama) dijo y reiteró que los miembros del Congreso no deben pedir rescate para asumir sus responsabilidades fundamentales de aprobar un presupuesto y pagar las deudas del país”, ha declarado este martes Amy Brundage, una portavoz de la Presidencia, mediante un comunicado.

“Por desgracia, la última propuesta de los republicanos de la Cámara (de Representantes) hace precisamente eso, en un intento partidista de apaciguar a un pequeño grupo de republicanos del Tea Party, que obligó al cierre de la Administración federal”, ha agregado.

El plan en discusión elevaría el techo de la deuda lo suficiente como para cubrir el endeudamiento de la nación por lo menos hasta mediados de febrero de 2014.

Al mismo tiempo, la legislación también retrasaría la ley de reforma sanitaria, conocida como ‘Obamacare’, durante dos años.

“Los demócratas y los republicanos del Senado trabajan para poner fin, de buena fe (…), a las crisis artificiales que ya perjudicaron a los estadounidenses”, según el comunicado.

Solo faltan dos días para que la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, y el Congreso lleguen a un pacto para incrementar el techo de la deuda y evitar, de este modo, la amenaza de la suspensión de pagos del país norteamericano.

Publicidad Google

Comments are closed.