Ecuador pone fin por decreto a la iniciativa Yasuní-ITT (+Vídeo)

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció este jueves que emitió el decreto ejecutivo para poner fin a la iniciativa Yasuní-ITT, luego de haber recibido solo el uno por ciento de los fondos requeridos por parte de los acreedores de la comunidad internacional.

En un mensaje a la nación, expresó que “con la más profunda tristeza debo anunciar la decisión de poner fin a esta iniciativa”, que tenía su compromiso en fomentar una solución para el cambio climático en el mundo al reducir la emisión de CO2 desde el territorio ecuatoriano.

“Hasta el momento sólo existen 13,3 millones de dólares depositados en el fideicomiso” de Yasuní-ITT, que equivale a “0,37 por ciento de lo esperado”.

Aclaró que la comunidad internacional debía contribuir con al menos mil 300 millones de dólares ”y no era caridad lo que pedíamos, era corresponsabilidad”.

Correa alertó que tal vez la iniciativa Yasuní-ITT fue propuesta en un tiempo adelantado y por ello no recibió el apoyo. “Yasuní-ITT fue, tal vez, una iniciativa adelantada a su tiempo, en una época de profunda crisis económica mundial” y la falta de apoyo de otros gobiernos.

A pesar de esto, el mandatario ecuatoriano agradeció “a los incontables ciudadanos del mundo, a los gobiernos amigos, instituciones e incluso ecuatorianos que apoyaron la iniciativa con sus aportes”.

Correa expresó su gratitud y orgullo por los “millones de jóvenes que le expresaron su apoyo por Yasuní-ITT”, ustedes son el futuro y que nadie se engañe, “necesitamos los recursos naturales para superar la pobreza”.

Tras hacer el anuncio, pidió que se inicie la elaboración de un informe detallado de las causas que llevaron a la suspensión de esta iniciativa y que sea presentado al país, tras ser consultado y revisado por la propia figura del Presidente de la República.

La iniciativa Yasuní-ITT comprendía un proyecto para frenar la explotación y exploración petrolera de una zona de la Amazonía ecuatoriana, especificamente en un sector del Parque Nacional Yasuní ubicado entre los cuadrantes de exploración petrolera Ishpingo, Tiputini y Tambococha.

Impacto en las metas del milenio

El dignatario agradeció el apoyo de todas aquellas personas que apoyaron esta “iniciativa revolucionaria” y que tras no ser alcanzada repercutirá en ciudadanos sin acceso al agua potable, “niños muriendo o malcreciendo”, así como centenares de jóvenes sin acceso a la educación y personas sin acceso a la salud.

Sostuvo que se trata de “antologías de la miseria; a todos nos debería disgustar la miseria, que nadie se engañe”. Igualmente, afirmó que la iniciativa era “la propuesta más seria y concreta al cambio climático, pero tenemos que velar por nuestro pueblo. Esta decisión nos desilusiona a todos. La historia nos juzgará”.

En ese contexto, manifestó que “a nadie le duele más esta decisión que al propio presidente” al tiempo que instó a confiar en el Gobierno. “Un llamado a la confianza, podemos equivocarnos, pero nunca con mala fe”.

Correa aclaró que solo uno por ciento del área del parque será afectado, debido a que se extraerán al menos 900 millones de barriles de petróleo del subsuelo para así contribuir a la superación de la pobreza en el país.

Publicidad Google