2200 personas mueren en protestas en Egipto

Al menos 2200 personas han perdido la vida y otras 10 000 han resultado heridas este miércoles cuando las fuerzas militares egipcias atacaron los campamentos de protesta de los partidarios del destituido presidente, Mohamad Mursi, en El Cairo, la capital.

Las fuerzas policiales utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes acampados en la mezquita de Rabaa al-Adawia y la plaza de Al-Nahda.

Las imágenes emitidas por las agencias de noticias muestran que la Policía egipcia sigue desalojando brutalmente a los manifestantes.

Por su parte, la Hermandad musulmana ha urgido a los egipcios a tomar las calles para denunciar la “masacre”.

“Esto no es un intento de dispersión, sino una sangrienta tentativa de aplastar todas las voces de oposición al golpe militar”, ha escrito en su cuenta de Twitter el portavoz de Hermandad Musulmana, Gehad al-Hadad.

Pese a que el Ejército egipcio ha ordenado el desalojo de los manifestantes, miles de seguidores de Mursi continúan protestando para exigir su restitución y en rechazo al nuevo gabinete ministerial juramentado por el Gobierno interino.

Desde que el Ejército egipcio destituyera el pasado 3 de junio al primer presidente electo del país, tras la caída del dictador Hosni Mubarak, este país norteafricano atestigua gran número de enfrentamientos entre partidarios del derrocado presidente y sus detractores, en los que han fallecido cientos de ciudadanos.

Publicidad Google