Chile rinde homenaje a Salvador Allende a 40 años del golpe de Estado

El pueblo chileno rendirá un nuevo y sincero homenaje al líder socialista Salvador Allende, este miércoles cuando se cumplen 40 años del golpe de Estado que provocó su derrocamiento y desaparición física y que, además, dio paso a la dictadura del general Augusto Pinochet, un régimen militar represivo que se extendió durante 17 años, hasta 1990.

Decenas de miles de chilenos peregrinarán hasta el monumento de Salvador Allende, ubicado frente al Palacio de La Moneda, para llevarle a su presidente una ofrenda floral. Igualmente, otros tantos se concentrarán en la puerta de la casa de Gobierno, conocida como Morandé 80, por la que fue extraído cadáver de Allende, y que posteriormente Pinochet tapió.

Al igual que en años anteriores, organizaciones de derechos humanos, políticas, sindicales y sociales, también depositarán ofrendas florales ante la estatua del Presidente, enclavada en una esquina de la Plaza de la Constitución, desde junio de 2000.

Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos, de Ejecutados Políticos, la Central Unitaria de Trabajadores, el Colegio de Profesores y los partidos Socialista, Comunista e Izquierda Ciudadana; forman parte de los convocantes de esta movilización que rendirá tributo a Allende, en conmemoración de la fecha de su muerte, cuando La Moneda fue bombardeada.

Por otro lado, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) realizó un llamado nacional a ocupar las escuelas, como un acto en memoria de los miles de estudiantes asesinados y desaparecidos durante los 17 años de dictadura.

En ese sentido, Eloísa González, una de las voceras de la ACES, explicó que con la toma de los centros educativos buscan “levantar los proyectos educacionales aplastados por la asonada golpista”.

Los actos con motivo de la conmemoración del cuadragésimo aniversario del golpe comenzaron el pasado domingo, cuando más de 30 mil personas marcharon hasta el Cementerio General para rendir tributo a Allende, una movilización que fue atacada por las fuerzas policiales.

De igual manera, el pasado lunes el pacto opositor Nueva Mayoría, encabezado por la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010), y el actual Gobierno de Sebastián Piñera, realizaron actos conmemorativos de los sucesos de aquel 11 de septiembre.

Más Justicia y menos Impunidad

Para horas de la noche de este miércoles se espera que en barrios de la capital, Santiago, se coloquen barricadas y tengan lugar otras acciones de protesta, que tradicionalmente devienen en enfrentamientos con las fuerzas especiales de la policía de Carabineros.

El pueblo chileno reclama justicia y exige al Gobierno que cese la impunidad y se revele la verdad sobre el rosario de crímenes cometidos por los agentes de Pinochet durante los 17 años de dictadura, ya que centenares de cuerpos sin vida nunca fueron hallados.

El informe Retting, de la Comisión Verdad y Reconciliación emitido en 1991, reconoció dos mil 279 muertes en manos de las fuerzas castrenses de Pinochet, contabilizando solamente ejecuciones y desapariciones. Asimismo, agrega que al menos 307 jóvenes menores de 20 años murieron en acciones ejercidas por agentes del Estado.

Por su parte, la Comisión Valech, denominada así en honor al exobispo de Santiago, Sergio Valech (1927-2010), presentó su reporte en 2004 y registró más de 30 mil víctimas, de las cuales más de 28 mil fueron producto de detenciones ilegales, tortura, ejecuciones y desapariciones. Las muertes sumaron más de tres mil.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro expresó que, 40 años después, “aún están las heridas de la dictadura. Reclamamos justicia, el esclarecimientos de los crímenes y sus autores. Queremos la verdad y saber dónde están los cuerpos de las personas asesinadas y desaparecidas”, enfatizó.

La AFFD expone que el pueblo chileno anhela un nuevo comienzo y recordó que “los derechos constitucionales durante el Gobierno de Allende, como el acceso a la educación y a la salud, forman la columna vertebral de las demandas ciudadanas de hoy”.

En 1973, el objetivo del golpe de Estado de Pinochet -respaldado por Estados Unidos- fue impedir el avance del Gobierno socialista de Allende, quien desde que asumió el poder -el 4 de noviembre de 1970- aplicó una serie de políticas de igualdad en beneficio de todos los habitantes del país.

Publicidad Google

Comments are closed.