Arabia Saudí financia a terroristas en Irak

Cada día que pasa le queda más claro a la comunidad internacional la implicación de Arabia Saudí en los conflictos regionales, como los que atraviesan Siria e Irak.

Los Servicios de Inteligencia de Arabia Saudí han ayudado a integrantes del grupo terrorista Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) en la turbulenta provincia de Al-Anbar, en el oeste de Irak, según reveló el viernes un cabecilla del grupo terrorista arrestado por fuerzas de seguridad iraquíes.

Antes de que el Ejército iraquí decidiera intervenir en Al-Anbar, un comandante de alto rango del EIIL se reunió con un alto funcionario de los Servicios de Inteligencia saudíes en la misma provincia, encuentro durante el cual recibió una cuantiosa ayuda de 150 millones de dólares y 60 vehículos provenientes de Arabia Saudí, aseguraron fuentes de seguridad iraquíes.

“Varios de estos vehículos han sido confiscados por las fuerzas de seguridad iraquíes”, explicaron las mismas fuentes.

Durante los últimos días, las ciudades de Ramadi y Faluya, en la provincia Al-Anbar, han sido escenario de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y los milicianos afiliados al grupo terrorista Al-Qaeda.

La violencia estalló el lunes pasado cuando el Ejército iraquí eliminó un campamento de los opositores al gobierno en Ramadi. También anunciaron que el Ejército había logrado llevar a cabo, con éxito, una masiva operación contra los grupos terroristas infiltrados en las tiendas instaladas por los manifestantes opositores en la misma ciudad.

En lo que respecta a Siria, en una nota, el diario estadounidense ‘The New York Times’ pone de relieve el caos reinante entre las filas del régimen saudí sobre la manera de administrar el conflicto sirio.

“La política que sigue Al Saud en cuanto a la crisis siria no es nada coherente, las autoridades saudíes aspiran a una guerra violenta y sangrienta en Siria”, agrega la nota.

Según el rotativo, el régimen de Riad busca derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, y el único instrumento que posee para conseguir tal fin es el apoyo financiero y logístico que ofrece a los grupos terroristas que actúan en territorio sirio.

Hasta el momento, miles de terroristas, en especial saudíes, han muerto en el conflicto sirio.

Desde el inicio del conflicto sirio en marzo de 2011, algunos países regionales, como Arabia Saudí, Catar, y otros occidentales, entre ellos Estados Unidos y sus aliados, brindaron ayuda tanto financiera como logística a los grupos armados con el fin de derrocar el Gobierno de Bashar al-Asad.

Publicidad Google

Comments are closed.