Anulado juicio por genocidio contra el dictador guatemalteco Ríos Montt

Un tribunal de apelaciones de Guatemala confirmó este viernes la resolución del juzgado que en abril del pasado año, anuló el proceso judicial contra el dictador Efraín Ríos Montt, quien había sido condenado por genocidio durante su mandato.

La Sala Primera de Apelaciones determinó que los dos recursos de amparo, uno introducido por la Fiscalía y otro del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CLDH, querellante) eran improcedentes, tras su petición de anular la resolución del juzgado y dejar en firme la sentencia contra Ríos Montt.

La Fiscalía y el CALDH rechazaron la decisión e introdujeron el documento por considerar que se violaron las garantías constitucionales de las víctimas.

Por su parte, el abogado del dictador, Moisés Galindo, dijo que el rechazo de los amparos valida la decisión de la jueza y “prácticamente hemos regresado al 23 de noviembre de 2011″, en la “fase de investigación del proceso”.

Galindo recordó que con la resolución se tiene que suspender el nuevo juicio contra el dictador que el Tribunal de sentencia de mayor riesgo B, reprogramó para el 5 de enero de 2015.

No obstante,el abogado de la Asociación para la Justicia y Reconciliación (AJR) que defiende a los indígenas junto a CALDH, Edgar Pérez dijo en rueda de prensa “que la decisión no es definitiva y apelarán ante la Corte de Constitucionalidad, la máxima instancia judicial del país”.

El 10 de mayo de 2013, el tribunal condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión por genocidio y crímenes de lesa humanidad, luego de encontrarlo como autor material de las masacres cometidas contra un grupo indígena durante su régimen de facto (1982-83).

Sin embargo, en medio del proceso otra jueza capitalina, Carol Flores, quien estimó el alegato de la defensa del dictador guatemalteco resolvió que todo el proceso se anularía y comenzaría una nueva fase de investigación.

Efraín Ríos Montt y su exjefe de inteligencia militar, el general José Rodríguez, son acusados por la matanza de mil 771 miembros de la etnia maya-ixil, en la zona norte de país en medio de un conflicto bélico de 36 años que vivió el país (1960-1996).

El gobierno de facto de Ríos Montt fue uno de los más devastadores de la guerra civil en Guatemala que dejó un saldo entre 200 mil muertos y desaparecidos, de acuerdo al informe de la ONU.

Publicidad Google

Comments are closed.