Piedad Córdoba afirma que Gobierno incumple promesas en el Catatumbo

La activista humanitaria de Colombia, Piedad Córdoba, denunció este domingo que el Gobierno de ese país suramericano incumple las promesas hechas a los campesinos de la zona del Catatumbo (noroeste) y se solidarizó con las protestas que mantienen los trabajadores del campo en reclamo por una Zona de Reserva.

A través de su cuenta en la red social Twitter, @PiedadCordoba, la exsenadora denunció que pese a que la zona del Catatumbo es rica en productos naturales, la mayoría de sus habitantes viven en la miseria.

También dijo que el Gobierno colombiano “lleva décadas incumpliendo promesa a campesinos del Catatumbo” y aseguró que por esto “es normal que no les crean”.

“¿Por qué creen que discuten tanto la metodología? porque los campesinos saben que el Gobierno les incumplirá otra vez”, dijo Córdoba acompañando el texto con la etiqueta #CatatumboNoAguantaMás.

La activista denunció que la intención del Gobierno es “fumigar” a los campesinos y criticó que aunque “desde el siglo pasado multinacionales engordaron sus cuentas con petróleo del Catatumbo. A la región no le quedó nada”.

Insistió además en que en Catatumbo “hay 300 millones de toneladas de carbón y mil 700 millones de barriles de petróleo”. “¿Ven por donde va el agua al molino?”, cuestionó.

Con todos estos datos, Córdoba reclamó que “solo el 27 por ciento de la población del Catatumbo tiene agua potable”, al tiempo que sostuvo que “ninguno de los municipios del Catatumbo tiene plantas de tratamiento de aguas”.

Del mismo modo, reclamó que “la pobreza en el Catatumbo es del 73 por ciento” y aseveró que “en algunos municipios los niveles llegan a más del 90 por ciento”.

“De los 282 mil habitantes del Catatumbo, 52 mil personas han sido víctimas del conflicto de alguna manera (…) Minería ilegal y cultivos de uso ilícito han acabado con no menos de 200 mil hectáreas de bosque húmedo tropical”, añadió.

Por último, señaló que “lo peor, es que en Colombia hay miles de regiones en condiciones iguales o peores a las del Catatumbo, por eso hay que cambiar este país”.

Este viernes el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, convocó a una reunión extraordinaria en la Casa de Nariño para discutir los avances frente a la problemática en el Catatumbo.

La protesta congrega, desde hace tres semanas, a unos 14 mil campesinos en Ocaña y Tibú, esta última una importante zona petrolera del país suramericano.

Los campesinos exigen al Gobierno la declaración de una Zona de Reserva Campesina, la suspensión de una agresiva campaña de erradicación de hoja de coca, la sustitución de cultivos ilícitos, y el fin de los grandes proyectos de minería y agroindustria.

La represión de las movilizaciones ha causado el deceso de cuatro campesinos y ha dejado decenas de heridos por acometidas policiales y militares que han abierto fuego indiscriminado contra los labriegos.

Publicidad Google