Trabajar para la burocracia capitalista es contrario a nuestro desarrollo social

 

Contrariamente a la idea común que los ricos son ricos porque trabajan mas que los pobres es rápido constatar que los verdaderamente ricos no trabajan y en sus mayorías nunca trabajaron en su vida, no saben que es trabajar.

Campesinos, obreros y empleados trabajamos de sol a sol pero nunca seremos ricos. Y ya todo el mundo sabe que para ser “millonario” nunca lo lograremos trabajando, sino solo haciendo trabajar a los demás para el beneficio de uno mismo como empresario o dedicándose a actividades ilícitas que proporcionan mucho dinero como el crimen la corrupción y el narcotráfico. Muchas veces se confunde la rudeza del trabajo con la rentabilidad, el que trabaja todos los días del año sin descanso ni vacaciones pero por poco dinero y es pobre es discriminado, mientras quien solo con pocas horas gana un montón de dinero es admirado por los demás.

A ver reflexionemos por un momento, ¿a quien debemos admirar? El trabajo produce bienes y servicios para la comunidad que los necesita y mientras el campesino labra la tierra por una miseria, el “golden boys” que vive de apuestas en la bolsa de valores puede ganar mas dinero en un día de lo que ganara el campesino o el común de los obreros en todo el año. ¿Pero qué beneficio social aportan los especuladores? Ninguno, alzando el precio de los materiales de construcción o de la misma comida que de pronto escasea y se dispara el precio para el pueblo que la necesita, ellos se llenan los bolsillos solo dando ordenes en una computadora.

Se suele admitir que en cada Estado hay demasiada burocracia y que muchos funcionarios no sirven para nada, al contrario son una traba para los demás, negando permisos y aplicando sanciones a los ciudadanos de a pie que por ejemplo solo piden que les dejen trabajar en sus negocios por cuenta propia, los burócratas son percibidos, y muchas veces con legitimidad, como trabajadores nefastos. Sin embargo la mayoría no tienen en cuenta que la burocracia de la empresa privada es la mas desarrollada en nuestras economías. El termino “burocracia” se mal entiende como “Conjunto de los servidores públicos”, pero no son unicamente trabajadores estatales, y algunos funcionarios públicos cumplen una labor admirable al servicio de la sociedad, sino que la primera definición de la Real Academia Española de burocracia es: “Organización regulada por normas que establecen un orden racional para distribuir y gestionar los asuntos que le son propios.”

En nuestras sociedades capitalistas la mayor parte de las actividades económicas son desplegadas por el capital privado, por empresas privadas, la burocracia capitalista es mucho mayor desproporcionada y nociva que la burocracia improductiva de la de los estados. El cajero de banco (no me refiero a las maquinas) quien atiende a los clientes en la entidad bancaria tiene un jefe de establecimiento quien rinde cuenta al jefe zonal, y recursivamente estos rinden cuenta a otros jefes que finalmente rinden cuenta a los accionistas propietarios del banco, la directiva que viene de arriba es únicamente maximizar los beneficios para los accionistas.

El servicio publico es imposible en capitalismo, en capitalismo el propósito de todos y cada uno es el interés individual y egoísta sin importar la fractura social que genera, un mundo dividido y polirazidado en extremadamentes ricos y millones de pobres. El mismo nombre del “capitalismo” es lo único que no se enmascara dentro del dogma capitalista, porque según sus filósofos y tecnócratas defensores sería el mejor sistema del mundo que brinda oportunidades a todos de progresar pero la realidad es que el mundo globalizado en el que vivimos bajo las normas de la oferta y la demanda es un mercado transnacional donde mil millones de seres humanos mueren de hambre a pesar que sí hay comida para casi el doble de la población según la FAO y cada día 30,000 niños mueren de hambre y de miseria. Es un crimen porque no es fatalidad, la muerte y la miseria de millones es el reflejo en el espejo de la opulencia de otros.

El capitalismo hunde a tus hijos en la miseria, los convierte en esclavos y se mantiene gracias a la burocracia capitalista que se dedica a velar por los intereses de sus amos. ¿Como pueden algunos cumplir el ingrato trabajo de cortar el agua o la luz a familias que no pueden pagarlo para preservar las ganancias de los accionistas que se robaron la industria publica de servicios básicos con las políticas neoliberales de privatizaciones? ¿Como puede un vigilante cuidar el almacén de un burgués especulador para que jóvenes no lo roben? El trabajo es la rueda de la prosperidad pero no cuando trabajamos para la burocracia capitalista en contra de los intereses de nuestra gente y pueblo en favor del gran capital.

Ernesto Bustos 07.04.2014

Publicidad Google

Comments are closed.