Chipre rechazó dos leyes exigidas por la Troika a cambio de un nuevo rescate

El Parlamento de Chipre rechazó este jueves dos leyes que habían sido exigidas por la troika -grupo de prestamistas internacionales integrado por la Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional- a cambio del segundo tramo del rescate financiero a ese país.

La primera propuesta de ley que fue rechazada pretendía modificar la esencia de los llamados “bancos cooperativos”, una especie de cajas de ahorros que la troika quiere reformar dentro del plan de reestructuración del sistema bancario chipriota.

Mientras que la segunda ley estaba destinada a reformar ciertas instituciones financieras para llevar a cabo la recapitalización de Hellenic Bank, el tercer banco del país y cuyo accionista principal es la Iglesia.

Sin embargo, una vez que se hizo público el resultado de la votación y ante el peligro de que suponga no recibir el siguiente tramo del rescate, los grupos parlamentarios de la oposición y los favorables al Gobierno se reunieron para tratar de hallar una solución al tema y el ministro de Economía, Jaris Yeoryiadis, se ha desplazado al Parlamento para negociar.

De acuerdo a los medios locales, las dos leyes rechazadas podrían ser enmendadas y presentadas de nuevo a votación. Por otro lado, otras doce propuestas de ley, entre ellas tres destinadas a fortalecer el marco normativo y dificultar el blanqueo de dinero, sí fueron aprobadas.

El pasado mes de abril el Gobierno de Chipre anunció la aprobación del primer plan de rescate por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que consistió en un préstamo de 10 mil millones de euros (poco más de 13 mil millones de dólares) para salvar a ese país de la quiebra.

Publicidad Google