Familiares exigen justicia a 4 años de incendio de guardería ABC en México

Familiares de los 49 niños que fallecieron en 2009, durante el incendio de una guardería en el noroeste de México, exigen justicia en ese país, en el marco de cumplirse el cuarto aniversario del trágico suceso que dejó al menos un centenar de infantes con lesiones graves.

El corresponsal de teleSUR en México, Eduardo Martínez, informó a través de su cuenta en Tuiter (@EduardoMteleSUR) que los padres de los menores encabezarán una marcha la tarde de este miércoles que partirá desde El Ángel de la Independencia, en la Ciudad de México.

El pasado mes de mayo, representantes de las víctimas del siniestro denunciaron ante la Fiscalía que el fuego fue provocado para destruir documentos oficiales comprometedores guardados en un almacén contiguo.

“Cuatro años después de la tragedia, los familiares de los pequeños han conseguido recabar distintas pruebas que presentaron ante la Procuraduría General (Fiscalía) y que evidencian que el incendio, que inicialmente se había considerado un accidente, aparentemente fue intencionado para esconder una deuda del gobierno estatal”, indicó en esa ocasión el abogado defensor Gabriel Alvarado.

El 5 de junio de 2009, un fuego iniciado en una bodega de archivos del gobierno se propagó al local vecino: una estancia infantil, en la que había 176 bebés y niños, y 50 empleados.

Además de la rapidez de las llamas, la guardería no contaba con detectores de humo, extintores, ni salidas de emergencia. Ni siquiera al utilizar un vehículo que fue estrellado contra la pared para abrir un boquete y rescatar a las víctimas, pudieron evitar que la tragedia terminara con 49 infantes muertos, de entre cinco meses y cinco años de edad, más 70 menores con daños, algunos permanentes. Muchos murieron asfixiados y algunos cuerpos calcinados apenas fueron reconocibles.

La guardería ABC era una estancia infantil privada que funcionaba por una subrogación que entregó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Las investigaciones oficiales concluyeron que el fuego comenzó por el sobrecalentamiento del aire acondicionado de un almacén de papeles rentado por el gobierno de Sonora, contiguo a la guardería.

Según el alegato presentado por la defensa, el incendio habría sido provocado por tres sujetos, entre ellos el guardaespaldas del entonces secretario técnico del exgobernador de Sonora, Eduardo Bours, para supuestamente destruir documentación relacionada con una deuda estatal de 10 mil millones de pesos (unos 800 millones de dólares).

Ese mismo guardaespaldas fue hallado muerto de nueve impactos de bala dos meses después del incendio, apuntó el abogado, que pidió a los partidos políticos mexicanos que exijan la resolución del caso “caiga quien caiga”.

Actualmente, hay 28 funcionarios de distintos entes acusados de delitos de omisión por el caso, todos ellos en libertad bajo fianza. De acuerdo con el abogado, los acusados deberían pasar a ser investigados por delitos penales.

Publicidad Google

Comments are closed.