En libertad hijo de presidente hondureño arrestado por violencia de género

Un tribunal en Honduras dejó este martes en libertad provisional a un hijo del presidente de ese país, Porfirio Lobo, tras cinco días en prisión, procesado por violencia doméstica contra su expareja, según informó su abogado defensor, Marvin Cálix.

“El juez número ocho liberó temporalmente a Cristian Javier Lobo Bulnes, quien fue acusado por los delitos de violencia intrafamiliar y amenazas de muerte”, expresó un comunicado del Juzgado Penal de Tegucigalpa (capital).

El abogado de Lobo aseguró a la prensa que su cliente se defenderá -en libertad- de los cargos presentados por la Fiscalía de la Mujer, que le atribuye actos violentos contra su exesposa, Lidia Danery Rosales.

El hijo del gobernante fue detenido el pasado miércoles en un centro de rehabilitación para pacientes alcohólicos en el departamento de Olancho, en el oriente de Honduras, luego de que un juzgado de Tegucigalpa emitió una orden de captura por el delito de violencia doméstica en perjuicio de su expareja.

Las autoridades trasladaron a Lobo Bulnes, de 32 años, esposado de pies y manos el 30 de mayo hasta la Penitenciaría Nacional de Támara, unos 15 kilómetros al norte de la capital, donde permaneció hasta la víspera.

Según el Ministerio Público, Rosales denunció en esa oficina a Lobo en julio de 2012 por haberla atacado a golpes.

“Él me golpeó y no pude hacer nada. Después me llevó a una clínica para ser tratada por los médicos y, al salir de allí, puse la denuncia ante la Fiscalía”, manifestó la mujer en esa oportunidad.

En agosto de 2012, el Juzgado de Violencia Doméstica impuso a Lobo Bulnes medidas cautelares que incumplió, y en octubre pasado, el hijo del mandatario volvió a agredir a Rosales.

Por ello, la fiscalía trasladó el caso a la Corte Suprema de Justicia, que prohibió a Lobo Bulnes acercarse a la joven y barrer las calles de Tegucigalpa durante una semana, lo cual tampoco cumplió.

En noviembre, los tribunales pidieron a la Policía arrestar a Lobo Bulnes, pero la orden no se acató. De ser hallado culpable, el hijo del gobernante podría ser sentenciado a entre dos y cinco años de prisión.

Cristian Lobo también fue detenido en agosto pasado en Tegucigalpa por conducir en estado de ebriedad y provocar un accidente en el que no hubo lesionados.

El presidente Lobo, quien concluye su gestión de cuatro años en enero de 2014, se ha casado tres veces y es padre de once hijos.

Publicidad Google