Excomandante de Fuerzas Militares de Colombia señalado por crímenes de guerra

El Centro Europeo para la Constitución y los Derechos Humanos, Ecchr (por su sigla en inglés), publicó esta semana en Viena, Austria, un dossier sobre el excomandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Freddy Padilla de León, donde lo señalan como presunto responsable de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

“El Ecchr exige que en el proceso de acreditación del personal diplomático colombiano respecto del cual existan denuncias sobre su presunta responsabilidad en crímenes internacionales, se adelanten serias averiguaciones previas a la expedición de visas, incluso a través de nuestras propias autoridades judiciales y policiales competentes”, publicaron en el portal web ecchr.de.

El militar retirado fue designado como embajador en Austria por Álvaro Uribe Vélez, en agosto de 2010, unos días antes de entregar la presidencia a su sucesor Juan Manuel Santos.

“El general Freddy Padilla es sospechoso de ser penalmente responsable de los extensos crímenes internacionales cometidos contra la población civil, en particular en el contexto de las ejecuciones extrajudiciales en el escándalo de los ‘falsos positivos’”, dice un aparte del dossier.

El organismo entregó el documento al Ministerio de Relaciones Exteriores de Austria y le solicitó que se declare a Padilla como persona no grata, retirándole consecuentemente el estatus diplomático.

De esta forma el exhombre fuerte de Uribe quedaría sin inmunidad diplomática facilitando así que se conduzcan las investigaciones penales necesarias para esclarecer los crímenes.

“Los ministerios exteriores tienen que investigar seriamente las denuncias de graves violaciones a los derechos humanos al acreditar embajadores, para cumplir con sus obligaciones internacionales de investigar y perseguir crímenes internacionales”, aseveró Wolfgang Kaleck, secretario general del Ecchr.

No es la primera vez que este organismo internacional elabora dossiers similares, pues anteriormente lo hizo contra presuntos criminales de guerra de Sri Lanka, quienes al igual que Padilla, habían sido nombrados en cargos diplomáticos en las embajadas de Berlin y de Londres.

“En esos se logró que los diplomáticos fueran retirados de sus cargos, pero sin embargo, presuntos criminales de guerra siguen siendo enviados a ocupar cargos en embajadas europeas”, dice el documento.

En 2010, tras más de 40 años de servicio, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia pidió la baja al entonces presidente Álvaro Uribe.

Durante su carrera, Padilla de León comandó varios batallones en todo el país y dirigió la Vigésima Brigada (1993-1995), la Séptima Brigada (1998) y la Segunda Brigada (1998-2000). También comandó la Quinta División (2001-2002), fue Jefe de Operaciones del Ejército (e.) (2002), se desempeñó como Inspector General del Ejército (2002-2003) y Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares de Colombia (noviembre de 2003 a julio de 2006).

Finalmente, el 16 de agosto de 2006, Padilla de León fue designado por el presidente Álvaro Uribe como Comandante General de las Fuerzas Militares.

Publicidad Google

Comments are closed.