Fiscal paraguayo ordena sobreseimiento a campesinos por matanza de Curuguaty

Tras pasar un año en prisión, el fiscal del Ministerio Público de Paraguay que lleva el caso de la Masacre de Curuguaty ordenó este lunes el sobreseimiento a tres campesinos al “descubrir” que los acusados no se encontraban en el lugar el día en que la policía desalojó de manera violenta a unos labriegos de las tierras que ocupaban y que dejó un saldo de 17 muertos.

La corresponsal de teleSUR en Paraguay, Amanda Huerta, informó este lunes que “se está haciendo este juicio por la muerte de seis policías, pero la masacre de los campesinos nadie la ha investigado. Un fiscal ha pedido sobreseimiento de los campesinos al descubrir que estos no están implicados”.

Huerta destacó que durante la audiencia se han podido observar violaciones muy graves del debido proceso. De igual manera, la fiscalía ha presentado pruebas dudosas para acusar a los campesinos.

La jueza del caso leyó ante los presentes las “evidencias” encontradas, “hay evidencias como corta uñas, gorras, papel higiénico, pero no armas”, señaló Huerta.

Los campesinos son acusados de invasión a la propiedad, entre otros cargos, aunque los “magistrados de la corte reconocen que esas tierras no son de empresa que las explota hoy”.

Huerta reportó que la audiencia que arrancó este lunes “finalizará el miércoles, pero si se logra tener una resolución sobre la titularidad de las tierras y hay una sentencia quedaría totalmente nulo lo que acá se decida, incluido el sobreseimiento de estas tres personas”.

En esta audiencia, que ya había sido suspendida en dos ocasiones previas, se resolverá si se pone en libertad a los campesinos acusados por la matanza o si la causa se eleva a juicio oral, había explicado Guillermo Ferreiro, uno de los abogados de la defensa.

La cita fue suspendida la primera vez a pedido de la defensa, que recusó al juez y al fiscal encargados del caso por parcialidad manifiesta. En tanto, la segunda vez se prorrogó a pedido de la Policía, que argumentó no tener condiciones para garantizar la seguridad de su desarrollo, debido a la proximidad con la fecha de las pasadas elecciones del 21 de abril.

El 15 de junio de 2012, durante un operativo de desalojo de una hacienda ubicada en la ciudad de Curuguaty se registraron 17 muertos, 11 campesino y 6 policías, además de 20 heridos.

La responsabilidad de lo ocurrido fue atribuido a priori al expresidente Fernando Lugo por la oposición del país y usado como argumento para el juicio en el Congreso del país que terminó en su destitución y posterior designación de Federico Franco como gobernante de la nación.

Publicidad Google

Comments are closed.