Ataque de EEUU en 1988 a un avión de pasajeros iraníes

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán en un comunicado lanzado este martes, ha expresado su indignación por el silencio de los llamados defensores de los derechos humanos ante el ataque de misil de EE.UU. en 1988 a un avión civil de pasajeros iraníes.

En este comunicado, el Ministerio precisó que la memoria histórica de la nación iraní nunca olvidará este acto inhumano y “los que se llaman a sí mismos defensores de los derechos humanos, deben responder por este acto y por la violación de los derechos básicos de los seres humanos”.

El vuelo número 655 de la compaña Irán Air estaba en un viaje de rutina desde Irán a Dubái, cuando fue derribado por misiles lanzados por la flota USS Vincennes de la Armada de Estados Unidos que se hallaba en el Golfo Pérsico.

La tragedia ocurrió el 3 de julio de 1988, matando a todos los 290 pasajeros a bordo, incluidos 66 niños además de toda la tripulación.

Por aquel entonces, las autoridades estadounidenses afirmaron que sus oficiales de la marina habían confundido el avión civil de transporte de pasajeros, Airbus A300, con avión de combate iraní, Tomcat F-14.

También alegaron que la tripulación de USS Vincennes había estado bajo una condición psicológica llamado “escenario de cumplimiento”, y por lo tanto habían confundido el escenario de entrenamiento con la realidad y habían respondido según el momento.

A pesar de todas las disputas al respecto, EE.UU. nunca pidió perdón a las familias de las víctimas por lo que había hecho su flota lanzamisiles.

Publicidad Google