Hungría penalizará con multas y cárcel a quienes viven en la calle

El Parlamento húngaro aprobó una ley que permite a los Ayuntamientos establecer en qué zonas de los municipios está prohibido vivir en la calle y castiga a los sin techo con multas de hasta 500 euros (unos 678 dólares) y 60 días de cárcel.

De acuerdo con medios locales, el estatuto, aprobado la noche de este lunes, establece como norma que estará prohibido vivir en zonas declaradas patrimonio mundial y que cada Gobierno local podrá determinar el resto de calles y plazas que estarán vetadas para que residan las personas sin hogar.

En noviembre de 2012, el Tribunal Constitucional anuló una ley que criminalizaba a los sin techo, argumentando que la prohibición de vivir en la calle era inconstitucional.

Sin embargo, en marzo pasado, la conservadora Unión Cívica Húngara (Fidesz), partido gobernante de Hungría, utilizó la mayoría que posee en el Parlamento para modificar la Carta Magna y poder tramitar esta nueva jurisprudencia contra los ciudadanos sin hogar.

La nueva ley determina que todas aquellas personas que no obedezcan a las autoridades y continúen viviendo en las calles cometen un delito menor y pueden ser obligadas a trabajar en obras públicas o bien ser sancionadas con multas de hasta 500 euros (unos 678 dólares) o penas de cárcel de entre 1 y 60 días, según determinen los tribunales.

Ante la situación, diversos grupos de derechos humanos alegan que existe una escasez crónica de viviendas a precios asequibles y albergues en Hungría. Por lo que cientos de personas sin hogar y activistas realizaron una protesta frente al Parlamento para protestar contra la normativa.

Publicidad Google

Comments are closed.