Periodista de Telesur paso 2 meses con terroristas en Siria

El periodista colombiano William Parra, que pasó dos meses en Siria viviendo de cerca el conflicto armado como enviado especial de la televisión venezolana ˈTelesurˈ afirmó que las pandillas armadas que luchan allí contra el Gobierno sirio y gozan del amparo de Occidente son extremistas vinculados al grupo terrorista Al-Qaeda.

“Me impresionó ver una bandera de Al-Qaeda en la base militar de los rebeldes en Siria”, explicó el reportero en una entrevista concedida al diario español “Publico”.

Agregó que el frente opositor armado en Siria está principalmente formado por elementos libios, tunecinos y cataríes, quienes se entrenan en Turquía y allá reciben financiamiento y armamentos sofisticados.

“Los propios rebeldes nos reconocían que Turquía les daba ayuda y refugio. Incluso les proporcionaba medicamentos y algunos armamentos”, precisó Parra.

Sobre la presencia de periodistas en Siria y posible peligro que se afrontaban, Parra denunció la escalada de asesinatos y maltratos que lanzaban las bandas armadas contra ellos. “En una ocasión vi un retén de rebeldes que eran todos libios, degollaron a varios periodistas sirios”, dijo.

El periodista señaló que tras presentarse como colombiano y tras explicar que Colombia apoya a los rebeldes en Siria y es amiga del régimen de Israel, les pareció bien a los terroristas y le dejaron circular por las zonas en conflicto y entrar en algunas de sus bases militares.

Asimismo, criticó a los medios de comunicación occidentales por transmitir falsas informaciones de los acontecimientos en Siria, donde la mayoría carece de un solo periodista.

“Casi todos estaban y escribían desde Turquía. Allí tenían a los periodistas, los llevaban de excursión algún rato a Alepo, recogían algún testimonio de algún civil y se volvían a Turquía. Imagina el rigor y libertad del testimonio de ese civil que lo está entrevistando un periodista rodeado de milicianos rebeldes”, deploró.

De acuerdo con el reportero colombiano, no sólo los periodistas sino que los civiles sirios son blancos de la artillería de los grupos armados, hecho que según él, aumenta cada día más el sentimiento negativo de los ciudadanos a los grupos terroristas.

“Su modo de actuar en Alepo ha provocado que los partidarios de Al-Asad hayan pasado del 60 al 80 % porque veían que bajo el Gobierno sirio al menos las diferentes comunidades convivían”, recalcó.

Desde hace más de dos años, la nación siria sufre fuertes disturbios y matanzas indiscriminadas a manos de terroristas apoyados desde el exterior, que buscan derrocar el Gobierno legítimo del presidente sirio, Bashar al-Asad.

Publicidad Google